Ni siquiera tiene una lógica biológica. A pesar del empeño constante por demostrar que la subordinación de la mujer al hombre era natural, sabemos que es un producto cultural que se ha ido construyendo durante siglos en todos los pueblos del planeta. Es un sistema de valores y actitudes que llamamos “patriarcado” y que se aprende desde la cuna. ¿Sabíais que los estudios demuestran que las niñas y los niños son acunados, abrazados y...